fbpx

RIESGO PAÍS: ¿QUÉ ES?

A veces hablamos de ciertos temas que pensamos que son sobreentendidos por todos, o en todo caso, pensamos que todos tiene un cierto nivel económico/financiero, lo cual, caeríamos en un error grave, empecemos en primer lugar, por entender ¿que es el riesgo país? a lo que respondemos, es un índice, cuya finalidad no es otra que medir el grado de riesgo (político/financiero/económico/social) que tiene un país para las inversiones extranjeras.
Los inversores, a la hora de tomar una decisión (dónde y cómo invertir su dinero) buscan en un principio maximizar sus ganancias, pero además tienen en cuenta el factor riesgo.
En segundo lugar, es una sobretasa (a mayor riesgo, mayor sobretasa) que paga un país por sus bonos en relación a la tasa que paga el Tesoro de Estados Unidos, en otras palabras, es la diferencia que existe entre el rendimiento de un título público emitido por el gobierno nacional y un título de características similares emitido por el Tesoro de los Estados Unidos, al cual se lo considera como unos de los instrumentos financieros más seguros (libre de riesgo) del mundo.
El índice de riesgo país es en realidad un índice que es calculado por distintas entidades financieras, generalmente calificadoras internacionales de riesgo. Entre las más prestigiosas están Moody’s, Standad & Poor’s, y J.P. Morgan. También existen muchas consultoras que calculan el riesgo país, pero todas generalmente llegan a similares resultados, utilizando las mismas metodologías, tanto a nivel cualitativo como cuantitativo.
Pero en términos estadísticos ¿Cómo se expresa el riesgo país? la respuesta a esta pregunta es simple, el riesgo país se expresa en puntos básicos, 100 unidades equivalen a una sobretasa del 1%.
En otro contexto, podríamos decir que la invitada de honor, en lo que respecta a los mercados financieros mundiales (más aún para los países en desarrollo), es la volatilidad que experimenta un país, no solamente a niveles económico/financiero, sino también cuan creíble es el mismo en el ámbito nacional como internacional, la cual es descripta por la prima de riesgo.
Entonces a la hora de enviar señales al mundo, las mismas deberían ser ciertas y reales, porque lo importante es no sufrir el síndrome de esquizofrenia, es decir, no pensar que vivimos una realidad de la cual el mundo no lo crea, que los mercados internacionales, vean que invertir en Argentina sea viable, confiable y no tan utópico.
El riesgo país, en tercer lugar, refleja el costo de endeudamiento de un país, como así también que capacidad de repago tiene, motivo por el cual, cuánto mayor sea el índice, mayor será nuestro costo para solicitar un préstamo (Venezuela es un buen ejemplo), entonces podríamos arribar a dos conclusiones.
La primera, que ante un elevado riesgo país, el mismo influirá en las decisiones de inversión, lo que determinará un menor flujo de fondos hacia el país y una mayor tasa de interés global, lo cual, quedaría alejado (aislado) de los mercados de capitales mundiales.
La segunda conclusión, mientras más alta sea la calificación de riesgo país, mayor va a ser el costo de endeudamiento, y mientras mayor sea este costo, desde ya menor va a ser la maniobrabilidad de la política económica y mayor el riesgo de incumplimiento, hasta niveles que el país entre en la etapa de considerarse insolvente, es decir, la tan mencionada palabra DEFAULT (no poseer capacidad de pago).
También debemos mencionar, que un riesgo país elevado, no sólo eleva el costo de endeudamiento del gobierno sino que también eleva el costo de endeudamiento del sector privado, con efectos deprimentes tanto sobre la inversión, el consumo, como en el desarrollo y posterior crecimiento de un país.

Noviembre 2008.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *